Micropigmentación y autoestima

La autoestima es La autoestima es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamiento dirigidas hacia nosotros mismos, hacia nuestra manera de ser y de comportarnos, y hacia los rasgos de nuestro cuerpo y nuestro carácter. En resumen, es la percepción evaluativa de nosotros mismos. Una buena autoestima o tener la autoestima en nivel óptimo es sinónimo de salud. La ausencia de salud o disminución de la salud altera la autoestima.

En procesos oncologicos, debido a las marcas físicas que dejan los tratamientos, caída de pelo en cejas, pestañas,  o la ausencia de areola tras mastectomia, el nivel de autoestima disminuye de una forma considerable, ya que es un impacto psicológico verse y dejarse ver enfermo. El camuflaje de estas secuelas antes de que aparezcan, o una vez que han aparecido, hace que la autoestima no esté alterada y ayude a afrontar mejor la enfermedad.

Micropigmentación de cejas: Antes de ser sometido a quimioterapia, lo que se hace es dejar marcada la ceja, y cuando se cae el pelo no hay tanto impacto visual sobre el rostro (muy característico en personas sometidas a quimioterapia la alopecia en cejas)

Micropigmentación párpado: Consiste en marcar la línea del párpado superior y/o inferior, para intentar camuflar el efecto de la pérdida de las pestañas ( muy característico en la quimioterapia perder las pestañas, por lo cual pierde intensidad la mirada, y el ojo parece más pequeño)

Micropigmentación areolar: Consiste en realizar una areola sobre una mama reconstruida tras mastectomía, o para rehacer la areola que ha sido sometida a cirugía.

Todos estos tratamientos se van a realizar en personas que tienen o han tenido un delicado estado de salud, debido a la afección que presentaban, por lo tanto, hay que hacer una valoración muy detallada de la persona, el estado de salud en el momento de la micropigmentación, y habrá que hacer unos cuidados previos y posteriores muy concretos y específicos, por lo que es recomendable recurrir a personal altamente cualificado para estas técnicas, y bien formados e instruidos también en técnicas de asepsia.

Como conclusión, estos tratamientos contribuyen a un mejor afrontamiento de la enfermedad y su tratamiento, así como una recuperación o alteración mínima de la autoestima. En el caso de la micropigmentación aréolar, además, con este tratamiento, se podría poner el punto final a un tratamiento paliativo y reconstructivo del cáncer de mama. Y siempre, para realizar estos tratamientos, recurrir a personal muy cualificado y en centros que cumplan con toda la normativa de seguridad y código deontológico para la realización de este tipo de tratamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *